IZTAC: AUTÉNTICA GASTRONOMÍA TRADICIONAL MEXICANA

El restaurante Iztac abrió sus puertas en junio de 2018 en el mismo local que acogiese el primer restaurante mexicano que se inauguró en España, México Lindo. A lo largo de este tiempo Iztac ha sabido posicionarse como lo que realmente se proponía en el momento de su apertura, ser el adalid de la auténtica gastronomía mexicana en Madrid.

Más allá de tacos, nachos y estereotipos, Iztac a lo largo de sus sucesivas cartas propone un onírico viaje lleno de sabor por los 32 estados del país y por sus nueve zonas gastronómicas. La nueva carta, diseñada por el chef mexicano Juan Antonio Matías (con 17 años de experiencia en los mejores restaurantes de la capital azteca) transporta al comensal a los sabores más auténticos de esta gastronomía usando los ingredientes que esta cocina ofrece y que hacen de cada bocado algo sorprendente. En esta ocasión la carta hace especial hincapié en la cocina de sus costas, con amplia variedad de opciones con ingredientes marítimos, algo que a priori sorprende en un restaurante mexicano.

Su espectacular salón, obra del estudio Freehand Arquitectura de la arquitecta mexicana Lourdes Treviño, está decorado con singulares piezas de artesanía mexicana, libros de su gastronomía y presidido por los impactantes lienzos del artista Gabriel Moreno. Iztac es “el restaurante -en palabras de su propietario Jorge Vázquezal que a él le gustaría ir en México DF cuando visita su país de origen; un restaurante que refleja la calidad y autenticidad de esa gastronomía que consiguió ser la primera en ser declarada por la Unesco Patrimonio Invaluable de la Humanidad”.

En su nueva carta hay espacio para platos tan genuinos (y a la vez desconocidos en España) como el pan de cazón campechano, las gambas petroleras, el riquísimo salpicón de ternera típico de la zona del centro del país o los sabrosos papadzules.

Como en México cualquier guiso es susceptible de ser convertido en un taco, no pueden faltar los adictivos tacos árabes, uno de los pocos platos que perduran de la anterior carta, a los que se acompañan los tacos estilo rosarito, los tacos de pescado maya y los tacos de carnitas de pato.

Entre los platillos principales, Iztac propone ahora nuevas opciones como las enchiladas mineras, el almendrado oaxaqueño, el pato con manchamanteles, el bacalao a la veracruzana, el solomillo pénjamo o el estupendo mole poblano.

Un añadido fundamental resulta su espectacular terraza, totalmente practicable para dar servicio tanto en verano como en invierno, inaugurada en enero de 2020 y diseñada igualmente por Freehand Arquitectura.

Pieza capital en Iztac lo constituye su carta de bebidas. Cervezas, micheladas, mezcales, tequilas y margaritas se ven ahora acompañadas por una selección de vinos mexicanos que se incorporan a su oferta líquida. Además, propone una amplia oferta de cócteles ideales tanto para comer o cenar como para el afterwork tanto en su barra como en su terraza.

Desde la pasada primavera Iztac dispone también de una carta específica tanto para delivery como para take away.

El nombre de Iztac significa “blanco” en lengua náhuatl y hace referencia al eterno manto de nieve que corona el volcán Iztaccíhuatl y que junto al Popocatépetl vigilan y contemplan la ciudad de México. La leyenda de Iztac y Popo es una historia de pasión, de sentimientos y de amor, valores que como la nueva carta del restaurante es necesario experimentar y sentir

Sobre Iztac:

El espacio recibe su nombre de la leyenda de los amantes Iztaccíhuatl y Popocatépetl. Una historia de amor ambientada en el esplendor del Imperio Azteca que relata la tragedia de estos dos enamorados. Dominado el valle de México por los aztecas, numerosos pueblos vecinos, cansados de pagar el tributo obligatorio, deciden luchar por la libertad del pueblo. Uno de ellos, el cacique de los tlaxcaltecas, padre de la joven y bella protagonista, Iztaccíhuatl, depositó su confianza en el joven guerrero prometido de su hija, Popocatépetl, para liderar su pueblo.

Popocatépetl parte a la batalla con la promesa de tomar la mano de Iztaccíhuatl si regresaba victorioso de la batalla. Al poco tiempo, un rival del joven, celoso del amor que ambos se profesan, confiesa a Iztaccíhuatl que su amado había muerto durante el combate. Abatida por la tristeza y sin saber que era mentira, Iztaccíhuatl muere. Un hecho que Popocatépetl desconoce hasta su regreso. Entristecido por la noticia, decide honrar su amor y manda construir una gran tumba ante el sol amontonando diez cerros formando una montaña. En brazos carga el cuerpo de su enamorada hasta la cima. Una vez allí, el joven lo recostó sobre el suelo y le dio un beso póstumo. Con una antorcha en la mano se arrodilla junto a su amada para velar por su sueño eterno. Desde entonces permanecen juntos uno frente al otro.

Con el paso del tiempo y con la nieve cubriendo sus cuerpos, los jóvenes se convierten en dos grandes volcanes que seguirán así eternamente. La leyenda añade que cada vez que Popocatépetl se acuerda de Iztaccíhuatl el volcán arroja cenizas en un símil a la pasión eterna de su antorcha echando humo.

Plaza de la República del Ecuador, 4    28016 Madrid

Teléf.: 910.090.235

Horario: todos los días desde 13,30 h. a 0.00h., salvo domingos de 13,30 a 17,00 h.

Precio medio: 40-45 €

http://iztac.es/­­­­­

Los mejores Viajes del Imserso, los mejores Viajes Singles y las mejores Vacaciones Monoparentales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s