Los mejores roscones de Madrid

No me considero experto en nada, pero si hay algo de lo que creo que tengo una ligera idea, por los cientos que me he comido en mi vida, es de Roscones de Reyes. Durante muchos años comí roscón durante todo el año, no solo en Navidad, así que he probado casi todos. Eso sí, aunque a los puristas les duela, siempre con nata y mojando en Colacao.

Con los roscones pasa como con las guías de turismo de las ciudades, están las que recomiendan lo típico, no por ello peor, y las hechas por personas locales que te ofrecen sitios auténticos donde ir a comer.

En el caso de los roscones cualquier listado de los mejores que leas te hablará del roscón de Panod, La Duquesita, Ponme Sucre, Moulin Chocolat, La Miguiña, Antigüa Pasteleria el Pozo, Nunos… y no hay duda de que todos están muy buenos, pero por un lado, o los que hacen esos listados, solo prueban los que ya se habían recomendado años anteriores o ni siquiera han probado algunos de ellos y tiran de tópico. Luego tenemos otro hándicap, todos los roscones de esos listados salen de media, sin relleno, entre 45 y 50 euros el kilo, si lo piensas fríamente estás pagando un brioche de mantequilla fresca a precio de gamba de roja de Denia, si, un puto bollo, a precio de marisco.

Aunque repito que todos los anteriores están muy buenos y no hay que dejar de probarlos, aquí mis recomendaciones basadas en muchos años de pruebas y no sin antes añadir que yo nunca compro roscón el 5 y 6 de enero, porque en ningún sitio les sale igual que los días anteriores:

  1. Pasteleria Valle-Inclán (Calle de Valle Inclán, 76, 28044 Madrid): sin duda el mejor roscón de Madrid en relación calidad/precio. Bollo perfecto con el punto exacto de agua de azahar, rica almendra tostada y nata, además de abundante, espectacular. A esta pastelería lo único que les falta es marketing, si lo tuvieran, sus roscones serían como Los Manolitos que pasaron de Colmenar Viejo a toda España. Si vas el 5 o el 6 cogerás una buena cola porque toda la gente del barrio no perdona el roscón de esta pastelería. Precio del roscón de cuarto con nata: 8 euros. Tienen roscones todo el año.
  2. Pastelería Pyma (Calle de San Roque, 31, 28440 Guadarrama, Madrid): su éxito es tal que hay que coger hasta número el día 6 porque hay gente haciendo cola desde las 7 de la mañana. El bollo espectacular con miga elástica y esponjosa y la nata y la trufa del relleno riquísimas.
  3. Pasteleria Antoranz (Calle de Francos Rodríguez, 12, 28039 Madrid). En el corazón del barrio de Estrecho, esta pastelería artesana elabora un roscón tradicional de bollo esponjoso y decorado con almendra, azucar y fruta escarchada. En estas fechas todo su mostrador está ocupado por roscones, dando prueba evidente de que es uno de los buenos de la capital.
  4. Pasteleria Venecia (Plaza San Amaro, 1, 28020 Madrid). Otro de los grandes de Madrid, también prueba evidente es las colas que se forman allí el día de Reyes, por ello yo recomiendo encargarlo. Junto a un bollo de mucho nivel, suave y esponjoso mucha variedad de rellenos muy ricos.
  5. Pasteleria Formentor (Calle de Hermosilla, 81, 28001 Madrid) No es de los baratos, sale a casi 40 euros el kilo, pero estos roscones están a la altura de sus ensaimadas. Bollo con poco aroma a agua de azahar y con toques más cítricos, decorado con azúcar, almendra tostada y fruta escarchada como mandan los cánones.
  6. 130 Grados (Calle de Fernando el Católico, 17.) Pastaleria de barrio en Argüelles donde elaboran un roscón de masa madre muy esponjoso y rico. Recubierto solo de almendra molida y azucar, sin el exceso que hacen en otros sitios para la decoración, y sobre todo ideal para los que no nos gusta la fruta escarchada.

Fuera de este listado de 5 roscones tradicionales me gustaría destacar el de Mama Framboise, que por su excesiva decoración está bastante lejos de ser un roscón al uso, pero está muy bueno. Dentro de este “fuera de carta” también hay que descatar el nuevo roscón de Rodilla que presenta una nueva receta de roscón para estas navidades. Bañado en chocolate y con almendra tostada, la propuesta de Rodilla no destaca solo por sus ingredientes de calidad sino también por su tamaño mini, perfecto para acompañar un café o un vaso de leche, en desayunos y meriendas navideñas.

Con este nuevo producto, Rodilla endulza los fríos días de invierno con una apuesta que resulta innovadora y diferencial sin dejar de lado su elaboración artesanal. El nuevo mini roscón de chocolate está disponible en algunos establecimientos seleccionados de Rodilla desde el 29 de noviembre.

Con este nuevo dulce, ya son tres los roscones que componen la oferta de la compañía. Los consumidores podrán elegir entre el clásico roscón tradicional con nata o sin nata de 300g o 700g, y el novedoso mini roscón de chocolate, que promete convertirse en el favorito de estas navidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s